Elecciones: comerse los unos a los otros.

Desde generaciones, el hombre creyó que adquiría los poderes de aquello que incorporaba a su cuerpo comiéndolo. Comia carne de animales feroces para ser más bravo, ojos de pajaro para ver más lejos y corazones de otros guerreros para ser más valientes y adquirir su fuerza tanto fisica como espiritual…..dentro de nada vamos a asistir a la orgia canibal de unas elecciones…es que ahora se comen los unos a los otros.
Los politicos son fundamentales para la salud de nuestra democracia, pero la gente esta empezando a estar harta de sus manejos, chanchullos, prepotencia y mentiras. Estamos viendo como se ven cada vez mas relegados un segundo plano, como sus militantes se ven reducidos y envejecen, y de como cada vez mas aumenta la apatía en la ciudadanía.
La frustración y la desilusión han llegado a germinar tras un breve momento democrático y unas poderosas minorías (elites políticas y económicas) importan mucho más a los politicos que el conjunto de los votantes. Asi mismo las elites políticas logran manipular a la masa de tal manera que solo basta con organizar grandes campañas de marketing durante las elecciones para ser los mas votados, y gracias al oportunismo de algunos, los candidatos modifican a su libre albedrio las promesas y objetivos con el solo motivo, como las sectas, de captar más adeptos sacrificando si es necesario sus verdaderas identidades.
En otras palabras, los mismos partidos y organizaciones que en su dia lucharon y actualmente cubren sus estatutos de conceptos democráticos, tienen una columna vertebral podrida que impiden la participación amplia de sus militantes en igualdad. Las elecciones internas de sus directivas no son suficientes, ya que hay temas de mas importantes como cuadrar las agendas, salir en las fotos, las políticas públicas y las líneas de acción que todavía estan en manos de elites políticas y grupos de presion que intentan abarcar en sus garras el poder. No nos debe sorprender que pocos realmente confíen en las promesas de los partidos políticos que, peleandose como niños actualmente nos dirigen.
Los políticos deberian ser a las democracias lo que las ventanas a las casas, urge que esas ventanas dejen de ser meros adornos y se abran, no solo para que entre la luz y la transparencia, sino que para que los votantes entren a sus casas cargados de esperanzas y que sus aspiraciones vayan mas allá de encontrarle trabajo a un amiguete o la solución a sus problemas personales y los de los que van de su bola.
Tambien ppreocupa la relación que los partidos tienen con los poderes económicos. Los costos de la financiación de los partidos son altísimos, y por esta misma necesidad, se vuelven vulnerables y se dejan manipular por intereses economicos que arriman el ascua a su sardina.
El poder que pueda ejercer un militante con gran poder económico vale más que el voto que entregan los demas militantes en los limitados ejercicios democráticos que se celebran dentro de los partidos.
Es más que probable que algunos politicos, que en el fondo de su alma han demostrado ser poco amigos de la democracia, autoritarios, y peligrosamente ególatras, víctimas ya del nefasto “Síndrome del sillon”, que genera aislamiento, soberbia e incapacidad en dosis letales, no escuchen el grito creciente que les pide el cambio y se empeñen en seguir en sus poltronas, aunque a nuestro pais le cueste la vida.

Estos personajes dan para eso y para mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: